003 - Tsubana Tsubana es un sommelier de buen gusto. Su alimentación va desde frutas frescas hasta comida en descomposición. Nombre completo: En el mundo de los beSeres el nombre se compone de muchas maneras, una es un sonido propio sumado al sonido del progenitor, en este caso Banape es un progenitor, y Napele es la progenitora de Banape:

NA PE LE
BA NA PE
TSU BA NA

Su nick es solamente Tsu. Nació en 295 en Ciudad Tres ciudad tres

La religión de Tsubana es la mezcla común que se da en la ciudad tres, pero no es muy creyente. Tiene su propia casa la cual está bajo uno de los muchos puentes que hay en la ciudad.   Casa de Tsubana: casa de tsubana

Vive solo porque en realidad es un lugar muy húmedo e inhóspito, así que mejor ve a sus amigos en los parques públicos. Se dedica a coleccionar vinos y fabricar conservas y fermentos que vende en el mercado, aunque por el tiempo que tarda en generarlos, no siempre tiene producto qué vender y está desocupado. No tiene otra ambición en cuando a desarrollo profesional. No gana mucho dinero. Sus amigos son Malma y Xchotzi los cuales tienen una relación más fuerte entre ellos, pero dejan entrar a Tsubana en su relación de vez en cuando. Conoció a sus amigos en un tianguis donde vende sus productos. No tiene descendencia.

Su apariencia es esvelta. Color amarillo pálido, su relación cabeza a cuerpo es 4:1, su torso es un cacahuate que va del 1 al 2.5. Extremidades largas normales. Cola esponjosa. Orejas hacia abajo. Un ojo verde y uno azul. Piernas normales que tienden a musculosas, pies animales de tres dedos.

Su salud en general es buena siempre y cuando coma la comida fermentada que prepara, pues no puede comer cualquier cosa, por lo que se le dificulta viajar. Hábitos: le gusta el vino, bebidas alcohólicas y bebidas alucinógenas. Las bebidas con alcohol le ayudan a mitigar los dolores de estómago que suele tener. Rutina: despertarse, barrer el polvo, salir y si no hace mucho frío, bañarse en el río artificial cuyo puente atraviesa y que además va por arriba de su casa. Luego ir al mercado a vender si hay qué, o si no vagar en los parques para encontrar compañía, llevando su comida propia pues no puede comer cualquier cosa. Después dormir un poco en la tarde y regresar a su casa. Talentos: cultivar hongos en la comida. Donde no es talentosa es en deportes y coordinación en general. Su hobbie es coleccionar vinos.

Como ya se mencionó, su progenitor era Banape, el cual ya ha muerto. Antes de morir, le enseñó a Tsubana las artes de la descomposición controlada de la comida, pues Banape tenía la misma condición de no poder comer otra cosa. Sin embargo, sus primeros años fueron felices. Su recuerdo más temprano es en el mismo mercado donde vende actualmente. Sus recuerdos más felices son convivir con amigos. No fue a la escuela y no sabe leer. Sus recuerdos más dolorosos son asociados a su condición médica, y le ha generado un trauma ya que oculta a todos dónde procesa su comida, ya que teme que se lo invadan, se lo destruyen y morir de hambre, o que personas ajenas traigan una bacteria que arruine sus cultivos.

La gente lo aprecia por su sociabilidad y gusto por el contacto físico, aunque otra gente más retraída no le agrada precisamente eso. Le gusta estar con amigos, aunque es cauteloso. No moriría por nadie por el momento, no tiene con nadie una relación de tal intensidad. Cree un poco en el destino. La gran fortaleza del personaje es su paciencia, pues no se molesta, aunque pase todo el día sin vender. También tiene paciencia pues, aunque tenga carne o fruta, no la puede comer hasta que haya fermentado lo suficiente. Sus grandes fallas es la conformación y la falta de ambición. Se gusta de sí mismo su esbeltez, aunque a veces le preocupa no poder comer lo suficiente. Su más grande logro fue poder fermentar para hacer comestible unas plantas silvestres que se dan en la región, pues son abundantes y no son de nadie, lo que le asegura comida gratis. Lo que cambiaría es tener mejor salud para poder incursionar y conocer otros mundos.

Una breve autodescripción: “Hola, soy Tsubana. Soy amigable, siempre me gusta conocer personas. Al tianguis va mucha gente y me agrada ver caras nuevas. Les pregunto de dónde vienen y que me platiquen, hasta que se dan cuenta que se les va el tiempo y se van. Yo soy un mini agricultor, pues en lugar de sembrar semillas en la tierra y obtener frutos, yo siembro hongos en los frutos. Tengo cuidado ya que hay de varios tipos, y a veces un tipo se come a otro, así que soy muy diligente en lavar los utensilios y mis manos cuando inicio un nuevo proceso. Mi pared tiene cámaras oscuras que son perfectas. Cuando por fin ha madurado una fermentación, el resultado no es estético, y supongo que sabe mal, pero es lo único que como así que ya le tomé el gusto. Al finalizar tomo algo de alcohol o de té de hongos. Hacen que pase todo mejor. Todos tenemos que esforzarnos para obtener nuestro alimento, quizá yo lo hago un poco diferente de los demás, pero somos todos iguales.”

Objetivos de corto plazo: vender más conservas pues no ha podido comprar vinos. Objetivo de largo plazo: obtener una máquina de destilación. Un sueño que tiene es poder viajar, pero está atada a la comida que crece en sus paredes.


Os.

califica este post >>-----|>