Ahora voy a hablarles algo abstracto. Aunque pareciera que no tiene mucho qué ver, el hacer estos cómics me ha llevado a pensar en abstracciones. Al pensar en lo que es debido para este contexto nuevo donde sucederían estas historias, se encontraron varias cosas, una de ellas es la definición del ser.

El ser es una unidad definida en cierto universo. Si se define por lo que contiene, sería porque tiene componentes que lo definen como un entero. También es lo que espacio le deja a llenar. La correspondencia entre el espacio que ocupa y la forma del conjunto de sus elementos internos es un ideal.

Aunque la obra de sucesos está en desarrollo, el principio es sólido y es parte de un principio tan fundamental que puede ser llamada una ley 0: las resultantes para beSeres deben ser diferentes a las reales. Si bien se sugiere una independencia con el contexto real, se cree importante que las iteraciones se vuelvan a realizar si éstas dan resultados reales, pero regresemos al ser.

En la siguiente figura vemos como el contexto define a varios seres, entre ellos al rojo, dejándole un espacio cuadrado. Los elementos del ser rojo se aproximan a dicha forma, pero a veces no llenan las expectativas o invaden otras.

Captura

Parece un dibujo mal hecho, pero no cuadra a propósito.

Los seres dependen del contexto. El contexto que quiero cambiar para crear uno nuevo es el real. Al ir proponiendo opciones al contexto real, las compruebo en su estética y se van quedando, o las voy rechazando. Esto es iterar.

Al ir iterando, encuentro coincidencias, pero no quiero que mi contexto nuevo sea una función o reflejo del real, por eso agregaré peculiaridades.

En este momento recuerdo la serie Hércules, había con éste un personaje que era el genio. Una vez inventó la secadora. La secadora de ropa de gas se usa en Estados Unidos entre otros, porque su clima impide a veces secar la ropa colgada. Este personaje de Hércules mencionó que en el futuro, su invento se usaría mucho. Se ve que aunque se situarían en otro contexto, momento y lugar de la historia, no pudieron evitar plasmar su propio contexto. Incluso, lo plasmaron como la tendencia natural de la historia, terminar siendo como en Estados Unidos, reflejando su ideología de una manera tan sutil, que es más poderosa porque es la parte de la obra convencional, y no está en a la parte propositiva.

Por supuesto, hay obras cuya mezcla entre el contexto real y actual se mezclan con el contexto tema, como los Picapiedra, que eran estadounidenses viviendo como en el pasado. Por supuesto, nadie reclama la falta de exactitud en las caricaturas, es su chiste, es su propuesta. Pero en otras obras que su propósito es representar contextos en específico, se debería cuidar cómo es que se parte inevitablemente del actual para poder alcanzar el otro, llegando en ocaciones a tener valores que existen en un contexto y no en el otor, como cuando intentas traducir un texto a otro idioma y te encuentras con una correspondencia no biunívoca, ya que un ser –palabra, en este contexto de los idiomas– puede existir en ambos, o en uno y no en el otro y viceversa. Incluso, podemos llenar las combinaciones para extrapolar seres, como que no exista en ninguno.

El modo en el que se relaciona el contexto real y uno nuevo que se quiera llegar, puede ser mediante declaraciones que artificialmente especifiquen lo que existirá como unidad, como ser, o lo que no existirá como unidad, siendo este último caso de especial atención ya que en el contexto nuevo, declarar la inexistencia de algo es declarar su existencia sólo para declarar que no existe pero ya será demasiado tarde.

Un ejemplo es que en el contexto de estos cómics de creaturas polimórficas, decidí que no existirían los besos porque es algo muy del contexto real, y recuerden que hay que iterar para encontrar lo nuevo. Para lograr su no existencia no podría declararlo, simplemente sería crear todo lo demás que sí existe y ya.

La relación de los seres, criaturas que me inventé, con el ser, es que se pienso en éstas y las cosas que existan ahí, como una unidad, lo que también afecta al diseño. Por ejemplo, no podría decir que este la pintura con la que se pinta las paredes, es muy ajena a lo que pinta pero influye mucho en ésta. La pintura tiene toda una historia –la extracción de petróleo, el procesamiento químico, el envasado, transporte y comercialización– ajena a la pared, hecha de ladrillos o de material que naturalmente esté ahí, ¡uff, qué mejor! Que la pintura influya mucho en el aspecto lo hacen dos cosas diferentes, pero la tendencia que he seguido para mi contexto nuevo es que todo sea simple. Una pared solo debe lucir como tal, o como los elementos que la componen y que juntos le dan su ser. Después de todo, mi capacidad de crear edificios arquitectónicos para mi contexto nuevo impide que se note mucho si una pared está pintada, pero la replanteación de contexto real con lo que se tiene en mi contexto nuevo sí hace que cambie mucho otros aspectos.

Ahora debería no clavarme mucho en el contexto y ver los sucesos. Sigo creando obras, estén al pendinte. Saludos, Os.

comparte

Share or like this post
califica este post >>-----|>
Dona pesos mexicanos
Or donate USD